lunes, 23 de junio de 2008

Tuesday, Wednesday... HAPPY DAYS!:::::: Individual de Adriana Tomatis


Este Miércoles 25 de Junio, a las 7.30pm, se inaugura HAPPY DAYS, la Individual de la pintora Adriana Tomatis en la Galería VERTICE.

Adriana y yo... ufff... nos remontámos años atrás, cuando yo era la desquiciada profesora de un curso en la Escuela Corriente Alterna, y ella, la alumna que personificaba uno de los ingredientes para hacer un pie de limón. ¿Era la Vainilla?... ¿Era el polvo de hornear?---- ya no lo recuerdo (pero tengo las fotos de registro y prometo buscarlas)......

Pero desde esos tiempos de experimentación de materiales en primer ciclo de la carrera de artes al hoy, hay mucho camimo recorrido. Y camino del bueno.

Adriana Tomatis(1981) se graduó de la Escuela Superior de Bellas Artes Corriente Alterna con Medalla de oro en el año 2006.... lo cual habla mucho... de lo tía que estoy... pero ese es otro tema.

Ha participado en muestras como Desplazamientos (ARTCO 2007), 1er Concurso de Pintura Alfa Romeo (ARTCO 2007, donde participamos juntas en la final) y Godard (CC España 2007. Adriana participó con una pieza excepcional. Escribí un post de esa expo ACÁ).
Esta es su primera individual.

"Con Vista Al Mar"
Adriana Tomatis-2008
(Haz Click en la imágen para ver más grande)

En el texto que ha preparado para la muestra titulado "Impresiones con vista al mar: Se reserva el derecho de admisión", el curador Miguel Zegarra nos cuenta como Adriana cubre de neblina limeña esos momentos famliares de la clase alta limeña y el contraste que se crea entre su entorno y la gente que les sirve de una u otra manera. Que cuida de sus hijos, que maneja sus autos, que cuida sus casas y barrios.
Es la neblina la que parece sacar todo un poco fuera de foco.....

En "Con Vista al Mar", una vez que nos acostumbramos a la neblina y damos un paso a trás, vemos que la escena nos brinda a un grupo de obreros descansando en un parque luego de un trabajo arduo construyendo un futuro frente al mar que será de otros.

Segun el texto de Miguel Zegarra:

El Impresionismo se desarrolló en Europa durante la segunda mitad del siglo XIX, como un intento por materializar la instantaneidad de los efectos de la luz sobre las superficies y los objetos. El concepto de “impresión” tuvo origen en la fotografía, y se aplicó a la pintura en la medida en que ésta plasmaba las imágenes constituidas por la luz. Este registro au naturel, dio origen a una dinámica óptica de descomposición y recomposición de la imagen: las áreas cromáticas del cuadro descomponían la definición de los objetivos, y el punto de observación del espectador a distancia las volvía a constituir en su retina.

Fue también durante la segunda mitad del siglo XIX, que se afianzó en el poder de la naciente República Peruana, una burguesía criolla que abrazó en su seno a la inmigración europea, con el fin de “mejorar la raza”. Este grupo social configuró una compleja idiosincrasia que encontró legitimidad para su predominio social, económico y político en el reciclaje de los valores coloniales del sistema étnico de castas. Lima era el centro de este orden perennizado por la neblina que cubría de blanco el color de la piel de sus habitantes. En el Perú actual el prestigio y la distinción social siguen definidos por el color de la piel, el “apellido de familia” o el origen extranjero, situación que revela la clara permanencia de un orden colonial ya entrado el siglo XXI. La casta dominante, blanca, criolla y burguesa, extiende sus dominios a un espacio público que es privatizado en urbanizaciones, balnearios y espacios exclusivos de esparcimiento, en los que “se reserva el derecho de admisión”.

En la serie de pinturas y ambientación Happy Days, Adriana Tomatis reúne un conjunto de impresiones de esta idiosincrasia y de esta sociedad post-colonial de castas y servidumbres. En un primer reconocimiento, la artista identifica escenas típicas dentro del entorno cotidiano de las clases altas limeñas y las registra fotográficamente. Siguiendo un procedimiento de clara referencia impresionista, Tomatis desenfoca digitalmente los objetivos de su registro, descomponiendo las imágenes en áreas cromáticas en las que el blanco distorsiona las siluetas dentro de un espectro nebuloso, similar al cielo de Lima y su particular neblina. El último paso, consiste en trasladar estas impresiones desmaterializadas en óleos sobre lienzo, devolviendoles así su entidad material.

Abrigados por una atmósfera clara, de aparente confort, llegamos a un primer golpe de vista cromático al observar las pinturas de Tomatis. Pero si nos alejamos y reconfiguramos las imágenes registradas, descubrimos el carácter social de su impresión. Y es que la serie constituye una pequeña genealogía de las relaciones de servidumbre e inclusión jerárquica de las clases altas limeñas, que en medio de un sentimiento colectivo de paranoia por la seguridad, delega las tareas de cuidado y protección de los “débiles desprotegidos” a los miembros subordinados que incorpora en su espacio más íntimo: niñeras, empleadas domésticas y vigilantes. Aquí la selección de situaciones en las pinturas de la artista es elocuente: niños rubios tomados de la mano por sus madres sustitutas, niñeras vestidas de impecable blanco que conservan sus uniformes para toda ocasión; y, por otro lado, un grupo indiferenciado de corredores respira la húmeda densidad del aire de un malecón con vista al mar o de las inmediaciones de una Lima residencial. (…)

"Te Invito A Mi Fiesta"
Adriana Tomatis-2008
(Haz Click en la imágen para ver más grande)
La atmósfera definida por el cielo gris de Lima y su nubosidad colindante al mar invaden y distorsionan las distintas situaciones sociales inscritas en su paisaje. Adriana Tomatis compone estampas en las que el descanso de un grupo de gallinazos coincide con los blancos uniformes de la servidumbre doméstica. El gris blanquecino absorbe a los habitantes de la ciudad en su melancolía, densa e inmutable. Sin embargo, en medio de esta aparente melancolía de instantes difuminados, Happy Days esconde una sonrisa irónica e irreverente frente a la ridícula persistencia de comportamientos coloniales en la sociedad limeña actual. Y es aquí que entra incisiva la tonadilla a go gó, ¡Che me importa del mondo!, de Rita Pavone. Qué me importa.

La muestra viene acompañada además por un texto de Claudia Coca llamado "Las Mujeres Invisibles". En el Claudia dice:

Este conjunto de cuadros ingresan a nuestra percepción como un caballo de Troya: bellos, armoniosos, pintados en una vigorosa clave alta, para luego descubrir en su interior los demonios de nuestro inconsciente colectivo.


Ah!, osea... arte del bueno.
Del que te hace pensar... el que te deja ideas dando vuetas a la cabeza aun cuando has dejado la Galería. Hay mucho que ver y mucha neblina por rebanar.

Yo les recomiendo la obra de Adriana sin lugar a dudas. Habrá pasado mucho tiempo, pero yo, aun pienso que ella es Ingrediente Esencial en la receta de este Pie de Limón.

Buena Suerte....

¿Qué?
HAPPY DAYS
Individual de Adriana Tomatis
¿Cuándo?
Miércoles 25 de Junio, 7:30 pm
¿Dónde?
Galería VERTICE
Ernesto Plascencia 350, San Isidro

3 comentarios:

RT (arti) dijo...

que divertido mariposa de las tormentas! puedes ser analítica, pero siempre con experiencias de por medio. la vida nos tiene que llenar de ilusión, no?
gracias por todo
y nos vemos en el opening!

Patricia Villanueva dijo...

... pues me alegra que disfrute.... sobre todo viniendo de un robot que ejerce el comentario y la opini[n cultural!... esto es un gran alago... siempre he tenido debilidad por las formas androides, y los robotcitos de tres patas!
No vemos pues!

wow gold dijo...

With a wow goldstaff, you will wow goldfind you canbuy wow gold use 'Autocasting' buy wow goldoptions. Basically, cheap wow gold this lets you cheap wow goldchoose a spell wow power levelingto continually wow power levelingcast. As long power levelingas you wield power leveling supply runs out.